script
tweem
Empieza Gratis

Buenas prácticas de salud y medidas preventivas frente a los riesgos del Teletrabajo. Parte I



Buenas prácticas de salud y medidas preventivas frente a los riesgos del Teletrabajo. Parte I

Buenas prácticas para la prevención de los riesgos psicosociales

El teletrabajo supone en sí mismo un escenario de trabajo en solitario, que limita las relaciones sociales que se establecen en los lugares de trabajo, como por ejemplo los comentarios en el café de la mañana. Todos esos contactos informales son importantes para gestionar adecuadamente los riesgos psicosociales.Y es que relacionarnos con nuestros compañeros suele traducirse en un efecto beneficioso para la salud al amortiguar los efectos negativos de factores estresantes. Además refuerza la autoestima y el autocontrol, así como el afán de compromiso y superación

En una situación de teletrabajo algunas personas experimentan una sensación de soledad y aislamiento por no poder establecer esas relaciones sociales y, por ello, optan por ir a centros de coworking, bibliotecas o lugares donde haya más personas trabajando. Una emoción que, a largo plazo, puede manifestarse de muchas maneras, tanto a nivel físico como psicológico, y que a su vez podría desembocar en un aumento de los niveles de ansiedad.

El aislamiento prolongado puede crear dificultades en los contactos sociales y provocar una menor vinculación emocional con la empresa y los compañeros. Ante estos inconvenientes y consecuencias producidas por el trabajo en solitario podemos establecer las siguientes buenas prácticas que permitirán, tanto a las empresas como a los propios trabajadores, una mejor gestión de la situación.


Buenas prácticas para la empresa

Es fundamental que la cultura empresarial favorezca el desarrollo de equipos cohesionados y transparentes, así como entornos seguros y colaborativos. Evidentemente en cualquier momento esto es importante, pero en este momento aún más. Para ello puedes utilizar las nuevas tecnologías que facilitan la comunicación y los procesos relacionales.

  • Establece un procedimiento que facilite la comunicación con el resto de los trabajadores y trabajadoras, incluyendo la necesidad de prefijar una serie de reuniones entre la persona teletrabajadora y el resto de componentes de la empresa. De esta manera, se consigue estar al día en cuestiones propias del trabajo, de la empresa, se fomenta el sentido de pertenencia a la organización, y se previenen problemas derivados de la soledad y el aislamiento.
  • Usa la tecnología como medio de conexión emocional. Las nuevas tecnologías son una ayuda muy eficaz para combatir la sensación de aislamiento. Las relaciones sociales ya hemos visto que resultan imprescindibles para mantener la salud física y mental. Por tanto, ahora es más importante que nunca mantener el contacto regular con los compañeros/as de trabajo a través de videollamadas, mensajería instantánea o simples conversaciones telefónicas.
  • Los mandos directos deben jugar un papel esencial en la gestión del personal en teletrabajo en soledad. Será su misión mantener un contacto frecuente para asegurar el buen estado de salud (reconocer signos de estrés), sin que estos contactos sean percibidos como una forma de control del trabajo, ya que este hecho puede dar lugar a la interpretación de falta de confianza y puede agravar el estado anímico del trabajador.


Buenas prácticas para el trabajador

  • Genera pensamientos positivos para sobrellevar la situación de soledad.  El estrés generado por ésta tiende a reducirse. 
  • Mantén una comunicación periódica y regular con los compañeros. Adaptarse al trabajo desde casa puede afectar el bienestar emocional de las personas. Es importante seguir manteniendo una comunicación regular con los compañeros, a ser posible a través de videoconferencia para tratar de interactuar y mantener la interacción social.
  • Introduce pausas periódicas, no dejes pasar más de dos horas entre una y otra para moverte, relajarte y volver al trabajo con la atención renovada.
  • Establece una rutina con horarios de trabajo, de ocio, de ejercicio físico y de sueño regulares cada día que debe modificarse el fin de semana. 
  • No descuides tu apariencia personal. Es recomendable cambiar de vestimenta, ya que permite el distanciamiento psicológico entre los ámbitos laboral y de ocio. 
  • Asiste periódicamente a eventos virtuales relacionados con el trabajo o con el ocio. Mantén un cierto nivel de actividad física. Realizar ejercicio físico contribuye a liberar endorfinas en el cerebro y experimentar una sensación de bienestar.
  • Practica técnicas de meditación. El “mindfulness” o el control consciente de la respiración pueden convertirse en grandes aliados para calmar la angustia y reducir la ansiedad y el estrés.
  • Asegura mantener diariamente un cierto nivel de exposición solar. La luz solar fortalece nuestro sistema inmunológico y mejora nuestro estado de ánimo, y estimula la síntesis de vitamina D, una sustancia clave para el sistema nervioso central.

 


Contra los riesgos derivados de la organización del trabajo

El teletrabajador normalmente trabaja en su casa aislado del resto de la plantilla de la empresa, manteniendo un contacto casi exclusivamente telemático o telefónico. Lo cual lleva implícita una serie de posibles riesgos laborales de carácter psicosocial. De ahí la necesidad de establecer una lista de medidas preventivas:

  • Contra el aislamiento. Es conveniente prefijar una serie de reuniones entre el teletrabajador y los componentes de la empresa. De esta manera consigues estar al día en cuestiones propias de tu trabajo, de tu empresa, se fomenta el sentido de pertenencia a la organización, y se previenen problemas derivados de la soledad y el aislamiento.
  • Separación del ámbito familiar del laboral. No separar ambos aspectos de la vida, puede dar lugar a tensiones que afectan psicológicamente al teletrabajador.
  • Flexibilidad horaria. Establece un horario adaptado a tus cualidades y necesidades como teletrabajador, dado que el propio control del ritmo de trabajo puede dar lugar a un exceso de horas de trabajo con la consiguiente sobrecarga.
  • Pausas. Fija un ritmo de trabajo y descanso donde primen las pausas cortas y frecuentes frente a las largas y espaciadas.

 

También te puede interesar:

Buenas prácticas de salud y medidas preventivas frente a los riesgos del Teletrabajo. Parte II

Coronavirus y Teletrabajo ¿Como influye en el registro horario en las empresas?

 


Todos los post

2021
Mayo Abril Marzo Febrero Enero
2020
Diciembre Noviembre Octubre Septiembre Agosto Julio Junio Mayo Abril Marzo Febrero Enero
Guía definitiva para el teletrabajo

¿Aún no tienes nuestra Guía definitiva para Teletrabajo?

Descubre todo lo que necesitas saber sobre el teletrabajo y cómo implantarlo con éxito en tu empresa.

¡DESCARGALA GRATIS!